jueves, 22 de mayo de 2014

Vehículos auxiliares del Metro (2).


Los vagones.

Veamos en primer lugar “los vagones”, vagones abiertos o cerrados como los vagones de cualquier otro ferrocarril. Metro, ferrocarril secundario, no transporta mercancías, sólo presta servicio de viajeros. Los vagones están dedicados a servicios propios de sus distintos departamentos.

Todos los vagones de Metro disponían de aparatos de tracción (enganches Tomlison) y choque (falsos topes) que les permitían ser remolcados por los trenes “clásicos”; ejes, cajas de grasa y ruedas eran del tipo utilizado en los coches remolques.

Metro tuvo cinco vagones “antiguos” de dos ejes, que en distintos momentos de su vida utilizaron cajas abiertas (bordes) o cerradas para acabar siendo todos de bordes. También cambiaron de nomenclatura. Inicialmente estaban en la serie V (V-1 a V-5) y luego fueron serie W (W-1 a W-5). De este tipo de vagones he encontrado fotos lejanas en blanco y negro, anteriores a las que voy a mostrar, en las que no es posible determinar su numeración ni cómo estaban pintados.

Por ejemplo, en 1969 había fotografiado un extraño vagón de bordes bajos con un cuerpo central cerrado. No sé identificarlo. pero con seguridad que luego fue otro de los vagones de bordes.

Ventas,    Septiembre/1969.

Poco más tarde, en 1971, fotografié dos vagones cerrados, dotados de toma de corriente, posiblemente dotados de equipo de soldadura eléctrica o de un compresor. El “VIA nº 1” parece que es el posterior W1, pero en una vida anterior. El V2 tiene un balconcillo en el otro testero.

Vagón VIA nº 1,   Ventas,   5/7/1971.

Vagón V-2,   Ventas,   5/7/1971.

Es posible que la transformación de los V-1 y V-2 en vagones abiertos se realizara tras la entrada en servicio del M-13 (que pronto veremos) como vehículo cerrado para la soldadura.


Pasan los años, y pude fotografiar como vagones abiertos los números W-1, V-3 y V-4, representados en las imágenes adjuntas. Entre los tres vehículos, lo más en común que tienen es la rodadura. Sus cajas y frenos de estacionamiento son distintos. En los tres casos, testeros fijos y laterales abatibles. Todos ellos terminaron su vida con los bordes metálicos, pero anteriormente los bordes habían sido de madera, tal como se ve en el V-4 de la foto adjunta.

Vagón W-1,   Ventas,  1992.

   Vagón V-3,   Cuatro Caminos,  1978.

   Vagón V-4,   Cuatro Caminos,  1978.


Para cerrar el tema, tengo que incluir un extraño vagoncito que acompañaba al coche del Ingeniero en Aluche en 1968. Es posible que fuera específico del Suburbano.

     Aluche,     21/4/1968

Siguiente capítulo: Vagones basculantes.

Saludos.
José Antonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario