sábado, 5 de diciembre de 2015

Vehículos auxiliares (4).

Sociedad Madrileña de Tranvías y los belgas.

La primera noticia sobre la existencia en Madrid de un tranvía eléctrico de servicio la encontramos en 1914, en el periódico “La Correspondencia de España” del 20 de Enero de 1914. Lleva varios días nevando y Madrid está bloqueado. Refiriéndose al Alcalde, la noticia dice: “Asimismo ha conferenciado con el director de la compañía de tranvías, obteniendo de éste el ofrecimiento de poner en servicio las plataformas con motor de que dispone y otras que irán remolcadas, para la conducción de harinas a las tahonas y mercancías desde los mercados y estaciones a distintos puntos de la capital”. ¿Fueron varios los tranvías-plataforma existentes?; no lo parece, a juzgar por referencias posteriores. Respecto a la nevada, un diario tan poco pro-tranviario como El País (20/1/1914) comenta: “Elogiamos sinceramente la actitud de la Compañía de Tranvías, que no ha interrumpido el servicio”; ha tenido los tranvías circulando en permanencia, y ha hecho hogueras para evitar que se congelen las agujas. En el periódico “El Siglo Futuro” de ese día se publica un comentario del Presidente del Gobierno, Dato: “En este servicio se han empleado camiones militares y coches eléctricos de carga facilitados por las compañías de tranvías”. El Alcalde, Vizconde de Eza, presenta la dimisión esa misma mañana, por las críticas recibidas con motivo de la nevada y del (mal) funcionamiento del servicio de limpiezas.

El tranvía plataforma que se cita pudiera ser el mismo vehículo de unas fotografías, años después, con un truck de vagón de mercancías. No he encontrado ninguna información procedente de la compañía de tranvías, la General, sobre las características de ese vehículo ni la fecha de la puesta en servicio ni el constructor.

En 1916 vuelven a aparecer las referencias al “tranvía plataforma”. El 26 de Junio de 1916 estalla la huelga de los carreros, una de las varias mafias que mangoneaban los mercados centrales de frutas y verduras. El pretexto era la disposición municipal de prohibir la circulación de pesados carros de dos ruedas tirados por cuatro caballerías, ruedas con llantas estrechas que destrozaban el firme. Se demuestra que se pueden utilizar camiones automóviles (en su mayoría militares) con gran ventaja. Y se están empleando “ocho plataformas de tranvías con sus correspondientes tractores” (diario “La Época” de 29/6/1916). Es evidente que se están utilizando vagones remolcados por tranvías.

Cuando la Compañía General de Tranvías decidió numerar las líneas de tranvías en 1905, reservó la letra X para identificar los tranvías fuera del servicio de viajeros o que no admitían viajeros. Así que al tranvía-plataforma le plantaron en permanencia la banderola con la X en las puertas de acceso a las cabinas, que luego fue un disco como los del número de línea. Acabó siendo llamado “coche X”. Es posible que el tranvía-plataforma fuera de construcción casera, como parece que fue el siguiente coche de servicio, el WS.1.

Otro coche de servicio, el WS.1. En escrito de 20 de Noviembre de 1922, el Director de la SMT informó al Ayuntamiento de que “con objeto de proceder a la soldadura de carriles en mejores condiciones que actualmente, esta Sociedad ha construido una vagoneta automotora señalándola con el distintivo W-S-1, y deseando ponerla en servicio, solicita autorización para poder circular por las vías”. Informe favorable del Ingeniero municipal en fecha 9 de Diciembre. Se comunicó la autorización el 28 de Diciembre.

Es muy posible que los Tranvías de Madrid dispusieran anteriormente de un vagón cerrado que contenía un equipo de soldadura eléctrica, que utilizó la Sociedad del Tranvía del Este de Madrid en 1910, y que apareció en distintos artículos de revistas técnicas en ese año. En tal caso, quizás ese equipo de soldadura se montó en un coche motor de servicio.

Vagón con equipo para soldadura eléctrica. Un vagón de este tipo estuvo trabajando en Madrid en 1910. Foto en la Revista Ilustrada de las Vías Férreas, 25/7/1910.

Un nuevo coche de servicio. Declaraciones del Alcalde a los periodistas (El Imparcial de 24/6/1931): “La Compañía de Tranvías ha adquirido ya 27 nuevos coches, que pondrá inmediatamente en circulación, y en lo sucesivo hará nuevas adquisiciones de material”. La referencia a “27 nuevos coches” es correcta, y viene avalada por otro comentario (Crisol, 4 de Agosto de 1931) cuyo firmante, Juan B. Cabrera, me merece total garantía. Se trata de los 26 coches General Electric (números 536 a 561) más el coche de servicio que años después recibió el número W.2, todos ellos construidos por CAF-Beasain en 1931.

Caja del tranvía de servicio W.2, para transporte de arena con descarga lateral. Era el único tranvía de servicio con caja totalmente metálica, y se montó sobre largueros Bril-21E. La primera y única vez que lo vi, en 1948, tenía unas cabinas del modelo utilizado en los demás coches de servicio. Este W.2 llevaba una placa de fabricante “CAF. Beasain. 1931”.
Foto en la CAF de Beasain. Archivo EuskoTren/Museo Vasco del Ferrocarril.


Ahora, dos fotos correspondientes a la SMT, período después de la Guerra.

El W.1 remolca al Charleroi I nº 315. Proceden de la cochera de la Bombilla y se dirigen a la cochera de Magallanes; en la foto, paso por la Glorieta de San Vicente.

Junto al PCC recién llegado, un coche de servicio, un W cerrado (tipo furgón), en el interior de Talleres de Magallanes. Captura de NODO, 1946.


Pasemos a los vehículos auxiliares sobre neumáticos de la Sociedad Madrileña de Tranvías (SMT) y sus predecesoras.

La primera referencia que encuentro a la utilización de un camión torre en el servicio de tranvías urbanos en Madrid corresponde a un publirreportaje de la Compañía General de Tranvías de Madrid, publicado en 1910, en el que se lee: “La conservación de la extensa línea aérea, se hace por medio de carros torres, instalados en su correspondiente parque. Para este servicio dispone la Compañía de cuatro grandes torres, tres más ligeras para averías y una torre automóvil para casos de urgencia. Un personal muy numeroso y competente completa este servicio". Es decir, en 1910 ya tenía la General un camión de línea aérea, aunque seguro que no utilizaba neumáticos sino bandajes macizos. La reseña de un accidente de circulación en Abril de 1928 habla de "una camioneta del servicio de tranvías número 10.565", aunque otro periódico habla de la matrícula 10.656 (de 1923).

La foto siguiente recoge parte del parque de torres de tracción animal:

Ilustración Financiera, 30/4/1910.

En base a las listas de matriculaciones desde 1925, pude extraer el siguiente listado. En esos años no se indicaba el tipo de vehículo, pero es evidente que un G.M.C. tiene que ser un camión (o autobús), y que una Harley Davidson es una moto. Los tres primeros Renault están a nombre del Director de la SMT, pero pienso que no eran vehículos particulares. El Buick supongo que es un automóvil de la Dirección. He señalado los vehículos que llegaron a pasar a la EMT.


Siguiente capítulo: EMT. Tranvías de servicio.


Saludos.
José Antonio.

6 comentarios:

  1. Muy curiosa esa imagen del PCC recién llegado y sin numerar, porque del libro de Don Carlos López Bustos parece deducirse (aunque es cierto que él nunca lo dice específicamente)que los PCC llegaron ya numerados de Turín, y de hecho yo he visto una foto de la caja del 1014 mientras la están descargando en el puerto de Barcelona, y su numeración es bien visible. Quizá se les renumeró al llegar a Madrid.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Rafael.
      En mis investigaciones no he encontrado ninguna referencia documental a renumeraciones de los PCC previas a su puesta en servicio, en los primeros tiempos; pero tengo el convencimiento de que existieron, por ciertos detalles. Explicaré la situación cuando publique la correspondiente entrada en este blog.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  2. Buenas tardes.
    He oído comentar en alguna ocasión que el montaje de la línea aérea de la primera o primeras líneas del Metro de Madrid se hizo con torres cedidas por la compañía de tranvías, que hasta puso también asesoramiento técnico en dicho montaje. Pero no sé si es verdad.
    Manuel González Márquez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Manuel.
      No he encontrado ninguna información sobre este tema, pero considero que sería posible. Al fin y al cabo, a Tranvía y Metro los unía un enemigo común, el Ayuntamiento de Madrid. Aquí probablemente habría que diferenciar las dos etapas de los tranvías: hasta el 15 de Noviembre de 1920 los tranvías madrileños estaban en manos de los belgas de la Compañía General de Tranvías de Madrid; pero el 15 de Noviembre de 1920 se creó la Sociedad Madrileña de Tranvías, empresa española.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  3. Buenas tardes.
    En relación con la foto del W-2 tomada en Beasain, ¿podría deducirse que CAF construyó solamente la caja y que el truck lo puso la SMT?
    Manuel González Márquez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Manuel.
      Todas las posibilidades están abiertas. En ese momento la CAF estaba construyendo para la SMT 26 tranvías “Beasain” con trucks Brill 79EX.
      Siempre he supuesto que la CAF equipó ese coche de servicio con unos largueros Brill 21E. Sólo vi funcionando una vez ese coche y tengo anotado que el tipo de truck era Brill 21E.
      Efectivamente, también existe la posibilidad de que la SMT recibiera de la CAF la caja tal y como aparece en la foto y la montara sobre un truck que tuviera disponible, pero lo considero menos probable. E incluso es posible que la SMT retirara el truck original que le hubiera puesto en los años 30 y le pusiera un truck Brill 21E procedente de algún tranvía desguazado en la posguerra.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar