miércoles, 6 de mayo de 2015

Los PCC de Washington en Barcelona (1).


Los PCC en Washington.

Hace algún tiempo participé en un grupo americano sobre los tranvías PCC. Me interesaba obtener más información sobre ese diseño de tranvía, sobre el cual ya tenía algunos de los libros “básicos” que trataban de su historia y de su técnica. Y, por supuesto, me interesaba lo que pudiera encontrar sobre los dos modelos de tranvía PCC que tuvimos en España: los “miles” madrileños y los “Washington” barceloneses.

En ese grupo hice buenas amistades y aprendí bastante, sobre todo de los Washington que vinieron a Tranvías de Barcelona, que voy a presentar en esta Entrada. Otro día hablaremos de los miles madrileños y también del tercer tipo de vehículo con elementos PCC que rodó en España: los automotores del Langreo.

TB, nº 1626 en línea 49, Atarazanas - Horta. 29/9/1970.

Washington es la Capital de los Estados Unidos (los USA), situada en el Distrito de Columbia; es frecuente referirse a la ciudad como Washington DC. Su capitalidad incluso se reflejaba en sus transportes urbanos, en sus tranvías; en cierto tiempo, sus tranvías llevaban el rótulo Capital Transit Co. En el centro de la ciudad estaba prohibida la línea aérea con toma por trole, y se utilizaba alimentación por conducto subterráneo, centrado entre los carriles. Washington tiene un peculiar sistema de “gobierno municipal”, en el que no voy a entrar.

Washington estaba interesada en la utilización de tranvías de “diseño moderno”. Y en 1935 se lanzó a la compra de tranvías que incorporaban algunas especificaciones PCC. Diez coches construidos por Brill (numerados 1001 a 1010) y otros diez de St. Louis Car Co. (numerados 1051 a 1060). Unos y otros tenían un aspecto parecido al de los primeros PCCs.

Una vez disponibles los tranvías de diseño PCC, Washington hizo el primer pedido de PCCs (45 coches) en 1937. A lo largo de los años, hasta 1945, Washington compró un total de 489 tranvías PCC, todos construidos por St. Louis Car Co.. Los equipos eléctricos estaban suministrados por General Electric y Westinghouse. Para simplificar, de aquí en adelante designaré General Electric como GE, y Westinghouse como WH, siguiendo la práctica habitual de algunos colegas americanos.

Los PCC de Washington eran “una ventana” más cortos que los demás PCCs, debido a la limitación en la longitud de los carros transbordadores en cocheras y talleres. La otra peculiaridad de estos tranvías era que fueron los únicos PCCs equipados para la toma de corriente por conducto subterráneo. De origen, todos los PCCs de Washington fueron del tipo “air-electric” (como los madrileños).


Los cuadros anteriores recogen el resumen de la entrada en servicio de las distintas series de coches PCC en Washington. En cada serie indico el año de adquisición y el tipo de equipo eléctrico (GE o WH) que monta esa serie; se observa que las adquisiciones de cada año se repartían a partes casi iguales entre ambos suministradores de equipos eléctricos.

He separado el listado en tres cuadros, porque cada cuadro corresponde a un modelo distinto de caja, de carrocería. El cuadro de la izquierda (años 1937 a 1941) corresponde al modelo inicial de PCC de Washington, el que en Barcelona tiene las ventanas grandes con una inclinación del parabrisas de 12 grados. El cuadro superior de la derecha (1942 y 1944) tiene el mismo tipo de caja, pero con una inclinación de 24 grados en las ventanas frontales. Finalmente, los coches del tercer cuadro (1945) tienen la caja de "ventanitas" (en americano, "standee windows").

En 1955, las decisiones que siguieron a un cambio accionarial en Capital Transit Co. dieron lugar a una huelga de tranviarios, ocasionando la “revocación de la franquicia” (en castellano, la pérdida de la concesión). El nuevo concesionario mantuvo los PCCs, simplemente porque no podía obtener los autobuses necesarios para sustituirlos. La nueva empresa pasó a denominarse DC Transit, y tenía que eliminar los tranvías antes de 1963.

Pero la suerte estaba echada y los tranvías de Washington que quedaban en servicio (todos ellos de la serie 1000) fueron cayendo en sucesivos cierres desde 1958 hasta el 28 de Enero de 1962.

Según iban cerrándose las líneas de tranvías, DC Transit fue vendiendo los PCCs. A continuación indico las ventas de PCCs para su utilización en otros países:

          1958     70 coches a Sarajevo (entonces, Yugoslavia).
          1961     22 coches a Barcelona.
          1962     20 coches a Sarajevo (entonces, Yugoslavia).
          1963     46 coches a Barcelona.
          1964     33 coches a Barcelona.


Los PCC en Barcelona.

La relación que acabamos de ver indica que, en tres transacciones sucesivas (1961, 1963 y 1964), Barcelona (Tranvías de Barcelona S.A., TB) adquirió 101 tranvías. Y contrastando informaciones de distintos orígenes es posible establecer una correlación entre los números de los tranvías en Washington con los números de los tranvías en Barcelona. Pero siempre hay errores en los listados, que es necesario depurar. En el listado siguiente, ordenado por el número del tranvía en Barcelona, he utilizado referencias de cuatro orígenes distintos, incluido uno de los mayores expertos en los tranvías de Washington, quien me señaló detalles de algunos vehículos. De todas maneras, no hubiera sido posible llegar al resultado que presento sin la inestimable ayuda de Jordi Ibáñez, tranviero mayor de Barcelona, paciente revisor de fotografías. Aún así, hay tres coches dudosos.

Dejo para el siguiente capítulo el análisis de los equipos eléctricos. En el listado anterior hay tres separaciones por doble barra, entre los números en Barcelona 1622 con 1623, 1687 con 1688 y 1699 con los s/n. Esas separaciones corresponden a los distintos tipos de caja de los tranvías PCC: de 1601 a 1622, de 1688 a 1699, y los dos sin número eran “de ventanas grandes”; y los 65 coches entre el 1623 y el 1687 eran “de ventanitas pequeñas”. Aclaro que los dos “sin número” son los dos coches que no fueron reformados para el servicio en Barcelona.

Del 1601 al 1622, coches “de ventanas grandes”, se corresponden exactamente con los 22 coches de la primera venta de Washington. Son coches de los contratados por Washington de 1940 a 1944.

Del 1623 al 1687 son coches “de ventanitas”, todos ellos contratados por Washington en 1945. Es curioso comprobar que hasta el 1648 son de la segunda venta de coches, con la excepción del nº 1634, que podría ser un número equivocado, algo que no he visto confirmado.

Los doce últimos coches, del 1688 al 1699, parecen un "desecho de tienta": salvo tres coches, cada uno de 1940, 1941 y 1942, los demás son de 1937 y 1938, es decir, de los vehículos más antiguos. Y son de 1938 y 1939 los dos coches que no llegaron a entrar en servicio.

Saludos.
José Antonio.

10 comentarios:

  1. Apreciado José Antonio,
    Estábamos esperando nuevas informaciones sobre los tranvías PCC que han circulado en España, gracias por tu aportación.
    Esperamos los nuevos capítulos de esta serie.
    Saludos.
    rails i ferradures

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días.
      Mucho se ha escrito sobre los Washington de Barcelona. Tuve la oportunidad de conocer el tema "visto desde el lado Washington” y eso es lo que intento aportar, con los detalles prácticos de las distintas series de vehículos en origen.
      No existe todavía el siguiente capítulo, y es posible que tarde semanas. También tardarán los capítulos sobre los otros PCC que rodaron en España.
      Muchas gracias por vuestro comentario.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  2. Buenas tarde José Antonio:
    Muy interesante como siempre.
    Únicamente echo en falta una introducción de como surgieron los tranvía PCC, en que consistía el modelo PCC. Ignoro si tienes previsto incluirlo en un próxima entrada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches.
      ¿Tú crees que lo que señalas interesa? No lo había pensado.
      Muchas gracias por tu comentario, César.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
    2. Buenas tardes José Antonio:
      No se si el origen de los tranvías PCC es de interés general, pero a mi particularmente si que me interesa.
      E incluso puede ser interesante para el tema que tratas. Si no me equivoco, creo recordar que en un texto tuyo indicabas que los PCC de Barcelona no eran "legalmente" PCC por el tema de las patentes, pero vamos, te estoy hablando de memoria.
      Saludos y muchas gracias.

      Eliminar
    3. Buenas noches, César.
      Tienes la habilidad de destapar la caja de los truenos.
      Lo que he escrito, y lo mantengo, es que los tranvías barceloneses de la serie 1200 no son tranvías PCC.
      Ni los 1200 barceloneses eran PCC ni los General Electric madrileños eran Birney. Hay denominaciones genéricas que pueden estar mejor o peor aplicadas, como “Birney” o “Peter Witt”. Pero PCC no es una denominación genérica, sino un conjunto de patentes en manos de una organización que cobra por el uso de las licencias y, finalmente, pone el “marchamo PCC” al producto que está conforme con sus especificaciones.
      Espero que algún día hablemos de todas estas cosas; hace tiempo dije que algún día escribiría sobre los Birney, y comprometido estoy.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  3. Muy buenos días, José Antonio.
    Siempre es un placer visitar tu blog que, como ya te dije una vez, me trae buenos recuerdos.
    En relación con éste de los PCC y los comentarios de César Mohedas dos precisiones o informaciones. La lista de las equivalencias numéricas de los PCC barceloneses y sus originales norteamericanos nos llevó a Jordi Ibàñez y a mi unas cuantas tardes de trabajo y comprobaciones antes de darla por buena, con las dudas que se plantean en algunos coches. En un artículo conjunto de Jordi i mio, aparecido en mi publicación 'Gratallopstram' nº.37 de enero de 2004 ya poníamos las bases de una análisis sobre los 'Washington' barceloneses. Poco después, tras el cierre operativo de la cochera de autobuses de Levante, entre los numerosos papeles que se recogieron por aficionados apareció la famosa lista de equivalencias, que se publicó en el número 40 de julio de aquel mismo año y también en mi página web 'Assotram' en el apartado dedicado a los PCC ex-Wasington de Barcelona. ¿Qué haria una lista como esa en una cochera de autobuses? Los 'misterios' que se dan en compañías de transporte son, como bien sabes, para llenar páginas y páginas de un libro...
    Y, en relación con los orígenes de los PCC que interesan a César Mohedas, y sin querer adelantarme a tu futura contribución en tu blog, són distintas las publicaciones que han dedicado ámplios estudios y comentarios al tema, tanto históricos como técnicos. Yo mismo dediqué un largo artículo a analizar la evolución que llevó del Birney al PCC, pasando por el modelo experimental de Springfield de 1927, los Electro-Mobile, Master Unit, Bullet y el conjunto de prototipos que, durante el proceso de definición del PCC, se construyeron y probaron en distintas ciudades norteamericanas, y que publiqué tambien en tres números de mi referida publicación. Y entre los trabajos sobre los PCC destacaría el de Russell E. Jackson (1971) en Modern Tramway 407 y el extenso de W.J. Wyse (1968-69) en la misma publicación (nos. 369,370,372 y 377) al margen de los publicados en las revistas americanas contemporáneas de la aparición del PCC como Electric Railway Journal o el específico de Harold Cox sobre el tema.
    Disculpa mi intromisión en el tema y espero nuevas contribuciones sobre el tema que nos apasiona.
    Un abrazo.
    Albert González

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Albert.
      Siempre es un placer contar con tus comentarios, tan útiles y documentados. Y te agradezco que hayas explicado el origen de la “lista de equivalencias”, detalle que no tenía confirmado. Habrás visto que he presentado los datos de series constructivas y bloques de importación que chequearon mis colegas americanos; el mayor problema estaba en que en las distintas listas publicadas de los coches de Washington que vinieron en cada envío a Barcelona había errores, que fue necesario identificar y rectificar.
      Tengo las revistas de Modern Tramway que señalas, y también el folleto de Harold E. Cox. Pero todos esos textos son de finales de los años sesenta. Mis colegas americanos me recomendaron me centrara en los libros posteriormente publicados sobre los PCC, con una adecuada profundidad técnica e histórica.
      Mis nuevos textos sobre los PCC (Barcelona y Madrid) tendrán que esperar. Antes quiero cumplir mi compromiso respecto a los Birney, o mas bien respecto a los Safety Car, que incluso tuvieron un antecedente europeo. Y me gustaría hablar en detalle del coche 1000 de Madrid, con una presentación del concepto de Peter Witt, y de los ventotto milaneses.
      Tus “intromisiones” son siempre bienvenidas y agradecidas.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  4. Hacia tiempo que no entraba en tu Blog y hoy me he dedicado a repasármelo. (Disculpas por el retraso). Este de los PCCs es un excelente trabajo recopilatorio y como veo que has recurrido al maestro de los tranvías de Barcelona (Jordi Ibáñez) y a otro importante historiador (Albert González) que ha participado en los apuntes, no voy a agregar ni un solo dato (yo se mucho menos de lo que saben ellos). Tu trabajo como siempre es digno de admiración ya que refunde en limpio y en un lugar consultable tantos datos de nuestra historia que están desperdigados por diferentes lugares y que de no ser por las innumerables horas que tu personalmente inviertes es este trabajo, no se llegarían a conocer. Muchas gracias y a seguir....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días.
      Ante todo, muchas gracias por tan amables comentarios.
      En este tema de los Washington en Barcelona no he quedado satisfecho con el texto que he publicado, y estoy preparando una nueva entrada que actualice la presente y que incorpore la segunda parte (2) que no tiene razón de ser. Y no he quedado satisfecho porque pienso que no he sabido reflejar el gran trabajo que realizaron Jordi Ibañez y Albert González Masip con la aportación de los cuadros de equivalencias entre las numeraciones en Washington y en Barcelona.
      Mi aportación ha sido recopilar lo publicado por los colegas americanos sobre las características de los distintos vehículos, de las distintas subseries, y discutir con ellos las discrepancias que encontraba. Y, sobre todo, aclarar qué coches eran General Electric y cuáles Westinghouse.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar