sábado, 8 de noviembre de 2014

Barcelona, 5/11/1967 (y 2).


Hemos visitado varias líneas que iban a desaparecer en pocas fechas. Y llegamos a las cocheras de Sarriá, para mí el auténtico caramelo de la excursión. Nos despedimos del 878.



Pasemos a los tranvías de viajeros que posaron ante mi cámara, retirados o en estado más o menos de desguace.

El 1273 y el otro “mil doscientos” que le sigue llevan rótulos de “RESERVADO”.

Este remolque Zaragoza (nº 1423) estaba impecable, parece que recién reparado.

Tres coches de la serie 1200 medio desguazados; el tercero es el 1268.


Y el primero es el 1201, uno de los coches de esta serie que recibió una puerta central en el lado izquierdo. Nunca vi circular uno de estos coches. Vistas lateral y frontal.





El 58; detrás, el 1292.

Pasamos a los coches de servicio.

El limpiavías nº 20. 

El 358, de vía estrecha, para engrase de cables. 

El T1, ex-135, para maniobras. 

Pasamos a los autobuses. Primero los más antiguos, los ACLO (AEC). En primer término, el 407, un ACLO recarrozado.



Pero las traseras de los autobuses ACLO son más interesantes que sus frentes.



También había autobuses nuevos, como este Pegaso 6035-A, el nº 3012.




Saludos.
José Antonio

18 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por esta entrada,
    En 1967 yo tenia 12 años y solo llegue a conocer las líneas del Poble Nou y del Paseo Maragall.
    Estas fotos son como un viaje que hubiera deseado hacer y que no realice.
    Un abrazo desde Barcelona
    Ferran

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a tí, Ferran, por tu comentario.
      Celebro que mi entrada te haya trasladado a tiempos pasados, rememorando la infancia y juventud. Eso es lo que intento. Y que los más jóvenes vean cómo eran en esos tiempos pasados los transportes urbanos de su ciudad, vistos por otro aficionado.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  2. Muchas gracias por las dos entradas sobre los tranvias de Barcelona.
    En la fecha que realizaste este reportaje yo tenia 13 años (uno más de los que tenia Ferran) y lo que más conocia eran los tranvias del Pª Maragall (el 37, 45, 46, 47, 48, 49, 50 y 51).
    Los vi ir desapareciendo poco a poco hasta el fatídico dia 18 de marzo de 1971 en que las dos últimas líneas (49 y 51) pasaron a mejor vida. Guardo los billetes conmemorativos de ese dia de las dos líneas, ya que realicé un último viaje en cada uno de ellas.
    Poco a poco ire visitando todas las entradas sobre los transportes de Madrid y de otras ciudades que has ido subiendo. Parecen interesantes.
    Reitero las gracias y un fuerte abrazo.
    Saludos. Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Alfred.
      Yo estuve aquel 18 de Marzo de 1971 en la cabalgata de despedida de los tranvías de Barcelona; varios aficionados madrileños estuvimos allí, acompañando a los colegas barceloneses.
      Aquel 18 de Marzo no sólo fue fatídico por la pérdida de los tranvías de Barcelona. Por primera y única vez en mi vida, monté mal el carrete... y perdí todas las fotos del día.
      Lo que sí conseguí (posteriormente) fue el juego de tres rótulos de línea que llevaba cada tranvía, tanto de la línea 49 como de la 51.
      Muchas gracias por tu atención a mi blog.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar

  3. Gracias, Jose Antonio por estas dos entregas fantásticas. Las de la Plaza Rovira son muy especiales para mí: recuerdo el "39" bajando por Torrente de las Flores y posteriormente, tras un pequeño tramo en Travesera de Gracia, coger Bailén. Cuando suprimieron esa línea en Febrero de1968, yo acababa de cumplir 9 años.

    Prometo pasarme a menudo por tu blog. Otra vez gracias y un saludo.

    Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Carlos.
      Creo que la que he descrito fue mi segunda visita tranviaria a la Plaza Rovira; por supuesto, la anterior fue en el 39. Yo viajaba frecuentemente a Barcelona por motivos de trabajo, pero no tenía muchas oportunidades de tener visitas tranviarias pues mi trabajo me llevaba a alojarme en la zona de San Gervasio.
      Muchas gracias por tu comentario. Me alegro de haberte ayudado a recordar tu infancia.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias por estas dos entradas José Antonio;
      Vivi los tranvías de Barcelona sólo los primeros 11 años de mi vida por lo que sólo recuerdo los 1200 y 1600 , los últimos en circular que mi padre me llevaba a Virrey Amat a subir en ellos.

      Pero si recuerdo más porque paraban delante de mi casa los Aclo , aunque esas líneas que llevan en tus fotos no los recuerdo para nada y menos esa 142

      Si recuerdo vagamente los Aclo de un piso de ver alguno en la línea 115

      Lo dicho , muchas gracias

      MiQuel

      Eliminar
    3. Buenas noches, MiQuel.
      Mi primer viaje a Barcelona fue en 1965. Acabo de revisar los negativos de aquel viaje, y no hay ni un solo autobús; y la verdad es que no recuerdo haber visto circulando los ACLO. Sí que tengo muy buenos recuerdos de los tranvías 1200 y 1600. Bueno, y de los 200, de los 500, de los 900 y de tantos otros modelos.
      Muchas gracias por tu comentario, MiQuel.
      Saludos. José antonio.

      Eliminar
  4. Puestos a recordar, yo tenía mi escuela lindante con los talleres de Sarriá de TB. Ocupaba una torre y un pequeño solar, que se identifica en la foto del T1, a la derecha, antes de las paredes medianeras de los edificios que seguían Paseo de San Juan Bosco hacia arriba. Cuando la bola se salía del exiguo patio del colegio y caía del otro lado del muro había carreras para ir a buscarla. Todo el mundo quería pasar la barrera de la portería de la entrada: "vamos a por la pelota que nos ha caído". Entrábamos hasta el fondo, donde estaban los autobuses de dos pisos abandonados y dónde al final hubo algún trolebús. Vivimos el cierre del taller el 1969, pero -como era habitual entonces- el solar siguió funcionando varios años como cochera para los vehículos dados de baja y para algún autobús. Cuando terminé en la escuela, en 1975, se terminaban los los edificios que ocupan parte del espacio en la actualidad. Las fotos me han retrotraído de golpe a aquellas fechas... Un placer darles un vistazo. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Miquel.
      Aquella fue la única ocasión en que visité las cocheras de Sarriá y he conocido después los bloques de edificios que se alzaron en su solar.
      Aparte de las cocheras de los Ferrocarriles de Cataluña, me atraía Sarriá pues mi padre estudió en los Salesianos de Sarriá.
      Muchas gracias por tus comentarios.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  5. Como a todos, las bonitas fotos me llevan a recuerdos de infancia. Mi padre, maestro en una escuela a 100 metros del final de la 52, me llevaba allí en 1957, subidos a los 800 y a los dos o tres últimos cadeneros que quedaban, asignados a la línea 36. Al llegar a casa había que sacudirse la ropa, para sacarse las pulgas que vivian entre los maderos de los asientos. Pobres cadeneros, en la avenida Icaria, con unas vías en muy mal estado, se movían de tal manera que parecia que el techo se te iba a caer encima.

    Muchas gracias por las fotos.

    Albert Gonzàlez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Albert.
      Sólo por conseguir remover recuerdos, creo que me merece la pena seguir publicando fotos e historias de hace algún tiempo. Celebro haberte hecho recordar ese tiempo de tu infancia.
      Muchas gracias por compartir tus recuerdos.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  6. He descubierto hoy este interesante blog que pienso leer detenidamente.
    Nací en 1955 y vivía en una pequeña calle paralela a Las Ramblas, en su inicio. Recuerdo perfectamente los tranvías que subían y bajaban por las mismas, siendo un ususario frecuente hasta su nefasta desaparición en 1971 de diversas líneas.
    La que mas utilicé,casi hasta su desaparición, fué la 65 desde su origen en Zona Universitaria, para regresar a mi casa desde el Instituto, servida por los 1600 o "Washingtons", bonitos, cómodos y veloces. Aunque podía bajar en plaza Universidad, proseguía viaje hasta su final en Colón y de paso me acercaba a la estación marítima
    de Baleares para ver otra de mis pasiones, los barcos. Con un poco de suerte podía ver la maniobra de atraque de alguno que venía de alguna de las Islas: El "Ciudad de Ibiza", el "Ciudad de Barcelona", el "Juan March", el "Mallorca"...
    Muchas gracias por este excelente reportaje sobre los Tranvías de Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Tomás. Me alegra haberte ayudado a recordar otros tiempos.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  7. Le felicito por la información, me ha recordado mis tiempos de juventud. Por favor siga con su bloc. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Francesc. En este blog intento presentar mis recuerdos, una forma de compartirlos.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
    2. Te felicito, descubrir de nuevo algo que nos falta y el recuerdo de niño que en la puerta de aquellos talleres de Sarria descubrias algo más que los tranvias no solo rodaban por las calles, era una experiencia unica. gracias.

      Eliminar
    3. Muchas gracias, Antoni. Me alegro de haberte traido viejos recuerdos.

      Eliminar