martes, 19 de agosto de 2014

SALTUV (Valencia) - 8.


La despedida de los tranvías de Valencia. El día del adiós.


Y llegó el día de la despedida de los tranvías valencianos, el Sábado 20 de Junio de 1970. Se han publicado varios libros sobre la historia de los tranvías valencianos, y esta despedida apenas se despacha con una o dos fotos, fotos oficiales, de la entrada del supuesto último tranvía en la cochera de Portalet. Yo estuve allí, aquel 20 de Junio. Y voy a contarlo.

Ya hemos visto en la anterior entrada los preparativos para la “ceremonia de clausura”. El día 20 de Junio el servicio en las líneas 1 a 4 se presta ya con trolebuses. Sólo queda que las autoridades encierren los últimos tranvías. No tengo anotada la hora en que tuvo lugar la ceremonia. A juzgar por el sol en las fotos, hacia el mediodía. Y aquí están las autoridades, posando para la Prensa, junto al primer coche, el 424.



En SALTUV me habían indicado el día anterior que estaba invitado a acompañarles en el segundo coche, el 414, con empleados y mandos de la Sociedad. No suelo tomar fotos del interior de los vehículos, pero aquí están las fotos que muestran el número del vehículo y parte de los ocupantes del mismo.




Supongo que abría la caravana algún coche de la Policía Municipal; yo sólo veía el final de la caravana. Por parte de SALTUV, tras los dos tranvías cerraba la comitiva el camión-torre LA-5, un Ebro V-241.082, “por si acaso”. Se supone que la caravana la cerraban dos coches de la Policía Municipal, curiosamente dos Renault Dauphine que, por el modelo y la decoración, parecían traídos de la Policía Municipal de París; ahí están nuestros acompañantes.



Se suponía que los coches de la Policía Municipal evitarían que se metieran coches por medio, y que la caravana se partiera en algún semáforo. Pero ni lo uno ni lo otro. En uno de los primeros semáforos el camión-torre se quedó cortado, como se comprueba en la siguiente foto. ¿Alguien ve en esa foto alguno de los Dauphine municipales?



Avanzamos, y la Torre nos adelanta. Uno de los Dauphine está detrás del tranvía de las autoridades. Entre éste y el 414, una furgoneta DKW. Y, curiosamente, aparece un autobús Pegaso 6035. Pregunto a los ocupantes del tranvía si el autobús formaba parte de la comitiva. Suponen que no, que se trataba de un autobús que tomaba o dejaba servicio.



Llegamos al Puente de Aragón, sobre el Turia (viejo cauce), y tenemos una parada-foto, algo habitual en las “salidas” organizadas por los aficionados, pero poco usual en una caravana oficial como ésta. Al final del puente hay una furgoneta esperando, probablemente de la toma de la noticia en cine por TVE. Como en el resto del recorrido, el segundo tranvía, el 414, se mantenía a una respetuosa distancia del tranvía de las autoridades, el 424.



Entramos en la Avenida del Puerto, entonces Avenida del Doncel Luis Felipe García Sanchís, y tenemos que desviarnos hacia la cochera del Portalet.

Recordemos que en todo el recorrido, la línea aérea utilizada por estos tranvías estaba “cortada” en todos los cruces con la línea aérea del trolebús. A simple vista, era como si la línea del tranvía estuviera puesta por encima de los hilos de contacto del trolebús, y recubierta por un manguito aislante para evitar el contacto eléctrico con ellos. Cada vez que los tranvías tenían que cruzar una línea aérea de trolebús, el tranvía se detenía, un operario tomaba la cuerda del trole, el tranvía arrancaba en el primer punto de marcha, y el operario separaba de la línea aérea el trole. Salvado el punto del corte, el tranvía se detenía, el operario volvía a colocar la ruleta del trole en contacto con la línea aérea, y el tranvía reanudaba su marcha. En la foto siguiente, el operario tiene ya en su mano la cuerda del trole, esperando a que el tranvía dé el tirón para salvar la zona aislada. Se observa cómo el hilo de la línea aérea del tranvía está cubierto por un manguito aislante en el cruce con la línea del trolebús.



Y por fin entramos en las cocheras del Portalet. Se detienen los tranvías, delante el 424 y detrás el 414. Las autoridades descienden y suben en el trolebús número 28, en el que hacen el recorrido de vuelta hasta la Glorieta; yo me quedo en la cochera porque no estaba invitado al 28.




El auténtico último tranvía de Valencia fue el 414, en el que yo viajé. SALTUV primero, y la EMT valenciana después, guardaron el tranvía nº 424 como supuesto "último tranvía de Valencia". Queda claro que fue, simplemente, el tranvía que utilizaron "las autoridades". Otra mixtificación más en las historias tranviarias. Yo sí viajé en el último tranvia valenciano, antes de la resurreción del tranvía en Valencia, 24 años después.



Adiós, tranvía, adiós.





Siguiente capítulo: El paso a nivel de la Avenida del Puerto.



Saludos.
José Antonio.

6 comentarios:

  1. Un documento impagable, de auténtica primera mano, aderezado, además, con una fabulosa colección gráfica, testimonio del final de los tranvías clásicos valencianos. ¡Gracias por difundirlo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Juanjo.
    Yo estuve allí y tenía que contarlo, para que se supiera cómo fue la ceremonia de despedida de aquellos tranvías valencianos.
    Saludos.
    José Antonio.

    ResponderEliminar
  3. Jose Ant., me gustaría que colgases todas las fotos que tengas de las cocheras de Saltuv-Vasa y tranvías de Valencia, se que has colgado algunas pero me gustaría poder ver más. Gracias.Saludos Antonio Adell

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Antonio.
      Algunas otras fotos tengo tomadas en cocheras, pero, o son repetidas, o de baja calidad, o no están relacionadas con los temas que he presentado. Es muy posible que algún día prepare un tema específico para publicarlas, pero antes tengo otros temas pendientes.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar
  4. Hombre, José Antonio: Hay cosas que son calcadas. En Sevilla, la madrugada del 8 al 9 de Mayo de 1960 el último servicio URBANO lo hizo el coche-motor sevillano (uno de los 11 de que se enviaron a Vigo) numerado como 303, donde viajaba el público. Sin embargo para todas las crónicas, figura el 302, donde viajaban las autoridades. Como tienes mi 2ºlibro, se narra esto con detalle, en la página 184. Quedó para la posteridad el 302 donde iban las autoridades, el que fue retratado en la Puerta de la Carne (inicio de la la línea) y en Osario (cochera-taller) y siguió a Saturno (cochera-depósito). Por indicación de mi tío carnal, el último pasajero que abandonó el 303, el público jaleó al tranviario para entrar en la cochera-taller con el 303, COCHE que no se fotografíó. Lo de siempre. Estoy viendo tus páginas por habérmelas facilitado un señor que se llama José María Carci, a quien agradezco su información. Saludos cordiales de Francisco, el sevillano, el 301fmp. Cuando las vea todas en profundidad, habrá tiempo de comunicarse contigo. IMPRESIOMANTE TRABAJO EL TUYO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Francisco.
      No hay nada nuevo bajo el sol; las mixtificaciones han estado a la orden del día en los acontecimientos tranviarios. Lo malo es que los engaños perviven y no hay quien los levante.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar