sábado, 16 de agosto de 2014

SALTUV (Valencia) - 7.


La despedida de los tranvías de Valencia. El día antes.


Me advirtieron en SALTUV que el día anterior al fin del servicio de tranvías, esto es, el Viernes 19 de Junio de 1970, en la vía del bucle de la Glorieta iban a situar los tranvías que a la mañana siguiente se utilizarían en la caravana de despedida de los tranvías valencianos. Y me fui a ver y fotografiar los coches. Eran el 424 y el 414. El 424 llevaba rótulos de la Línea 1 “A MALVARROSA”. Los rótulos de 414 eran Línea 2 “A MALVARROSA”. Y esos mismos rótulos los llevaron a la mañana siguiente.

Pregunté cómo habían sido elegidos esos dos coches para la caravana de despedida. Me contestaron que eran dos coches fiables, que estaban en buenas condiciones.

En las fotos se observa que hay varios operarios trabajando. Estaban dándoles los últimos retoques de limpieza, y poniendo los gallardetes.

Tengo que señalar que el 414 no era el auténtico 414. Tengo cierta práctica en buscar los números borrados (por el relieve de la pintura) y su número anterior, borrado, era el 436. El auténtico 414 era éste, en foto del archivo de SALTUV:



Esta es la colección de fotos de ambos tranvías, tomadas por todos los costados. No tengo foto del costado derecho del 424. Los coches aparcados en la isleta lo impedían; en Valencia había una gran laxitud a la hora de permitir los aparcamientos en cualquier sitio, por céntrico que fuera.








Los dos tranvías tenían distinta altura. A la derecha el 424, más alto, sería un “ruedas grandes”.

Pero todavía quedaba mucho trabajo en la noche del 19 al 20 de Junio de 1970. En Valencia se mantenía un servicio nocturno reducido en algunas líneas de tranvías, que el buen humor de los tranviarios denominaba "borrachos”, ya que se pasaban la noche dando vueltas. Aquella tarde se adelantó el cierre del servicio de tranvías, sustituidos por autobuses, cuando todavía había luz del día. Y se cortó la alimentación eléctrica en toda la red de tranvías. Hubo un tranvía que no llegó a alcanzar la puerta de la cochera, y tuvieron que meterlo remolcado.

Esa noche se dio con autobuses el servicio de los “borrachos”, y los camiones de Línea Aérea trabajaron frenéticamente cortando los cables del tranvía y sus alimentadores para dejar expedita toda la línea aérea de los trolebuses. Pero claro, no era cuestión de simplemente dar el tijeretazo. Era un plan perfectamente estudiado por SALTUV, con especial atención al tramo que a la mañana siguiente tenían que recorrer los tranvías de la caravana de despedida, tramo que tenía que ser nuevamente alimentado.

La ceremonia oficial preveía una última circulación de tranvías, con autoridades a bordo, desde la Glorieta, (bucle intermedio de las líneas 1 y 4) hasta las cocheras. En ese recorrido sólo se cortó el hilo del tranvía en los cruces con los hilos del trolebús, pero se mantuvo su tensión mecánica y los alimentadores. Los tranvías 424 y 414 salvaron esos cortes por inercia, con el trole bajado, bajo la atenta vigilancia del camión-torre LA-5 (V-241.082).

Siguiente capítulo: La despedida de los tranvías de Valencia. El día del adiós.


Saludos.
José Antonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario