viernes, 16 de mayo de 2014

Los autobuses de la SATA.


La Sociedad Anónima de Transportes Automóviles se consideraba caballo ganador en el Concurso de Autobuses de 1931, convocado por el Ayuntamiento de Madrid. Pero el concurso no valió para nada. El concurso no estaba bien planteado, y la insistencia de los Letrados Consistoriales en defender su informe logró convencer a los miembros del Ayuntamiento de que ese defecto de origen, más las posteriores consultas, llevaban a la invalidación del concurso. Formalmente, no existió una anulación del concurso; sencillamente, el informe que recomendaba la adjudicación a la SATA “fue devuelto a la Comisión”. Punto final.

Aunque el concurso acabó en nada, tenía planeado preparar una entrada de este blog sobre los vehículos que la SATA presentó al concurso. Pero mi buen amigo César Mohedas se adelantó presentando la entrada “El concurso de autobuses de Madrid de 1931” en su blog. Las tablas que presenta César supongo que proceden de un folleto del Ayuntamiento que se preparó para distribuirlo entre los concejales (repartido el 12/4/1932), y que yo no había conseguido encontrar en el Archivo de Villa, a pesar de que en ese Archivo se conserva el Expediente de este concurso.

Así que, partiendo del texto publicado por César, me centraré en un análisis de los vehículos presentados al concurso. Recordemos que en las bases del concurso se pedía la presentación de los vehículos incluidos en la oferta.

Como no volveré a hablar de la oferta de la Fiat Hispania, voy a dar algunos detalles de sus vehículos. Si le es adjudicado el concurso, formará una Sociedad Anónima para la explotación. Propone 8 líneas, básicamente en el interior del municipio de Madrid, identificadas A a H, señalando itinerarios y vehículos en cada línea: en total, un mínimo de 44 y un máximo de 54 autobuses. Los autobuses, con chasis y motor del nuevo FIAT 635-R, motor de 6 cilindros, 5.262 cc, 64 HP, caja de cuatro velocidades y marcha atrás. Distancia entre ejes, 4,70 m. Previsto equiparlos con una carrocería construida por La Hispano de Guadalajara, de armadura de acero ligero revestida de duraluminio, con dos puertas a la derecha y ventanas practicables; por eso no pudo presentar al Ayuntamiento el autobús de muestra que solicitaba en el concurso, que se proponía presentar en el plazo de un mes. Una nota desde el momento actual: el autobús Fiat 635-R no resultó ser ninguna maravilla.

La SATA presenta su oferta fardando de respaldos. “Con asesoramiento técnico de sus asociados franceses, Sociedad General de Transportes Departamentales, y Sociedad Anónima de Transportes Automóviles Industriales y Comerciales; con la colaboración de la Sociedad Anónima de Transportes Especiales (NO: Auxiliares) de Ferrocarriles de España, Tafesa, que está asociada técnicamente con la London General Omnibus Company, contando con el apoyo de la marca Naval-Somua que en sus talleres de España construye la Sociedad Española de Construcción Naval, y con la Associated Equipment Company (AEC), fabricante en Inglaterra de la marca ACLO”. Ofrece montar 10 líneas, con un total de 108 autobuses, dos tercios Naval-Somua y los restantes ACLO. Los Naval-Somúa de 6 cilindros serían semejantes a los utilizados por la Empresa Roca de Barcelona. La SATA era una filial de la Sociedad Española de Construcción Naval (SECN).

Un colega experto en autobuses me ha hecho llegar una colección de fotografías relacionadas con la oferta de SATA a este concurso. Excepto las fotos marcadas “col J.A.T.”, las demás están reproducidas bajo licencia Creative Commons. Fotos "Moreno, IPCE, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte".

Estas láminas corresponden a la oferta de la SATA:





Se publica en la prensa una foto con tres autobuses presentados por la SATA al concurso, aparcados en la Plaza de la Villa. Un coche es un “media cabina” inglés, con cabina a la derecha; otro es el típico Naval-Somúa interurbano; y el tercero es un Naval-Somua de los suministrados a Roca (y con rótulos de línea de Roca). La apertura de las proposiciones tiene lugar el 24 de Octubre de 1931.

Esta es la foto más clásica de la presentación de los autobuses de SATA
en la Plaza de la Villa, ante el Ayuntamiento.

Identifiquemos los vehículos. El primero, es un AEC Regal de un piso, con carrocería inglesa “de exportación” (puertas a la derecha) pero sobre un chasis inglés (volante a la derecha). Por supuesto, con rótulo ACLO. Llevaba su matrícula original inglesa, MV-474. ¿Qué fue de este autobús? Era un modelo muy especial, del que habrán circulado en España muy pocas unidades. Matriculado M-43.540 en Noviembre de 1932 por la “Sociedad de Transportes para Ferrocarriles”, que era colaboradora de la SATA, como señalaba en la oferta. El 20 de Noviembre de 1932 hizo un viaje de demostración a Toledo. Posteriormente se utilizó en Madrid, al servicio de la Colonia del Retiro.

Autobús ACLO al Barrio del Retiro, M-43.540

Segundo autobús, el situado a la izquierda. Un modelo clásico de la Naval para “servicios a los pueblos”, servicios interurbanos, con todo asientos, una sola puerta junto al conductor y baca para los bultos. Es el modelo de esta foto promocional.

Autocar interurbano Naval-Somua.

El tercer autobús está prácticamente oculto en la foto. Era un autobús de tipo urbano, en concreto era un autobús Somua, fabricado por la Naval, una unidad con rótulos correspondientes a la Empresa Roca, de Barcelona. Afortunadamente, una foto nos muestra que ese autobús barcelonés llevaba una matrícula provisional de Madrid (M-100.545, 2º semestre 1930).

Autobús urbano Naval-Somua. Empresa Roca nº 38.
M-100.545, 2º semestre 1930.


No quiero acabar esta entrada sin aclarar un error que he visto repetido en varias ocasiones. Los autobuses de SATA con matrícula de Madrid que fueron a prestar servicio urbano en Valladolid no fueron autobuses urbanos de Madrid. Fueron autobuses suburbanos de Madrid, correspondientes a las concesiones que el Ministro Indalecio Prieto entregó a la SATA, concesiones que esta Sociedad dejó de utilizar cuando el Ayuntamiento le impidió dar servicio desde el Centro de Madrid; esas concesiones eran una añagaza para prestar servicios urbanos con una concesión de suburbanos. Los autobuses suburbanos eran de este tipo:

Autobús nº 31 de SATA, Naval-Somua, M-42.701

He localizado hasta 10 autobuses Somua matriculados por la SATA en Madrid en 1932, que se supone estaban destinados a las líneas suburbanas. Sus matrículas y fecha de matriculación son éstas:

M-42.348,  4/1932     M-42.680,  6/1932     M-42.681,  6/1932     M-42.682,  6/1932,
M-42.699,  7/1932     M-42.700,  7/1932     M-42.701,  7/1932     M-42.728,  7/1932,
M-42.729,  7/1932     M-43.026,  8/1932.

De la relación anterior, al menos los cinco coches de Julio de 1932 fueron a Valladolid. En concreto, el nº 31 de la última foto recibió el nº 57 en Valladolid. Además, también recaló en Valladolid otro Somua, M-46.212, que por la fecha de matrícula, Octubre de 1933, no pudo circular en las líneas suburbanas de Madrid.


Otra cuestión. Sobre la fabricación de los Naval-Somua por la Sociedad Española de Construcción Naval (SECN), recomiendo el número 5 de la revista Autódromo. Tan sólo lamentar que el párrafo dedicado a los autobuses de Madrid esté plagado de inexactitudes.


Saludos.
José Antonio.

4 comentarios:

  1. José Antonio: como siempre, muy interesante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, César.
      Ésta es sólo la segunda parte de un estudio. La primera parte es tuya.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Impresionante, aunque sale del tema ¿Estarían éstos autobuses relacionados con los blindados NAVAL-SOMUA de la GCE?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo desconozco. Tendrá que preguntarselo a los expertos en blindados de la GCE.
      Saludos. José Antonio.

      Eliminar