jueves, 13 de marzo de 2014

El Frontón Fiesta Alegre.


Hoy quiero presentar un tema que une el barrio madrileño de Argüelles, en el que transcurrió una parte de mi vida, con un tema tranviario. Cuando investigaba la historia de los transportes madrileños batiendo textos municipales o la prensa de la época, prestaba también especial atención a los temas relacionados con mi barrio de Argüelles, que precisamente nació en la época que yo estaba investigando; y del que me interesaba especialmente la parte comprendida entre Marqués de Urquijo y Moret (la "ampliación" del barrio de Argüelles). Así conocí cómo había ido evolucionando desde ser un terreno yermo, rellenado con escombros y desmontes para allanar sus calles, hasta la situación que conocí en mi infancia, todavía con las huellas de la reciente Guerra.

En mis investigaciones fui viendo cómo en la preguerra había en la parte baja del barrio, calles de Ferrraz y de Rosales, una serie de teatrillos y otros establecimientos de esparcimiento. Llegué a conocer el paredón del fondo del escenario de uno de esos teatros, que la Guerra no había conseguido abatir. Pero mi gran sorpresa fue descubrir que habíamos tenido un frontón, el más grande de Madrid, del que nunca había tenido noticia, ni siquiera por mi madre, habitante de Argüelles desde 1925.

El Frontón ocupaba la parte Oeste de la manzana delimitada por las calles de Marqués de Urquijo, Mendizábal (después Víctor Pradera y hoy Juan Alvarez Mendizábal), Altamirano y Don Martín (hoy Martín de los Heros). Su fachada principal estaba en los pares de la calle del Marqués de Urquijo (actual nº 26 ). Ocupaba toda la acera de los pares de la calle de Mendizábal (actuales números 74 y 76) y la trasera ocupaba los actuales números 19 y 17 de la calle de Altamirano.

Este era el aspecto del Frontón, esquina Marqués de Urquijo / Mendizábal:

La Ilustración Española y Americana, 15 de Mayo de 1892

Un inciso para mostrar cómo es en la actualidad (2014) esa esquina, en imagen de Street View de Google.


La descripción del Frontón era ésta: 

La Epoca, 5 de Mayo de 1892.

Inaugurado el 6 de Mayo de 1892, el nuevo Frontón tuvo un gran éxito, en un momento en el que en Madrid aparecieron varios frontones, siendo las apuestas el gran motor de su éxito. Hasta que la burbuja se pinchó... Constaté que, de pronto, no encontraba referencias a partidos de pelota en este Frontón. Y en la descripción del recorrido de los “Tranvías especiales de recreo” en el verano de 1906, se describe así el paso por la calle del Marqués de Urquijo: “el frontón de la calle del Marqués de Urquijo, convertido en parque de Sanidad o de Administración Militar”. Así que en algún momento dejó de ser utilizado como frontón, pasando a ser utilizado por la Sanidad militar. Y en el plano de 1900, que ahora veremos, ya aparece así.

Conseguí encontrar una pista de su desaparición en el siguiente recorte:


La Epoca, 13 de Junio de 1896.

Parece que sin apuestas, ya no había afición.


Volvamos al emplazamiento del Frontón, mostrando dónde estaba exactamente. Utilizaré unos recortes de planos de Madrid en distintas épocas, cuando ya el Frontón había dejado de tener ese uso.Los planos siguientes proceden de esta página.


Empezamos por el “Plano de Madrid y pueblos colindantes” de 1900 de Facundo Cañada. El Frontón está casi en el centro de la ventana, en la parcela marrón marcada con el número 234. En una capa de identificación de edificios se señala como “Cuartel de la Brigada de Sanidad militar”.




La forma de la parcela y de la edificación es mucho más correcta en el Plano de Pedro Núñez Granés, de 1910. Edificio en rojo, con el número 9.




Es curioso que en el plano correspondiente al “Vuelo de 1927” sigue apareciendo el edificio, aunque se aprecian también otras edificaciones en la parcela.

 

Ya que estamos con planos antiguos, veamos cómo es en la actualidad, en imagen Satélite de Google. Por comparación, es fácil identificar cómo la parcela se repartió entre un gran edificio en la esquina de Marqués de Urquijo con Mendizábal (cubierta gris) y dos edificios más pequeños del lado de Altamirano, con cubierta roja el de la esquina con Mendizábal y con cubierta blanca el adyacente. En el centro de la calle de Mendizábal, separando ambos grupos de edificios, está la entrada de una nave; en la imagen, sobre ella cae la sombra del edificio de cubierta gris.





¿Qué supuso la aparición de este Frontón para el servicio de tranvías? Volvamos al plano de 1900, en el que aparecen en línea continua roja las líneas de tranvías, que ya eran eléctricos; en 1892, cuando se abrió el Frontón,  todos los tranvías eran de mulas. Con un aforo de 5.500 localidades, el Frontón constituyó la mayor fuente de tráfico, en los días de partido, para los tranvías de Argüelles (por Ferraz) y de Pozas (por Princesa), y para el de Ferraz a Claudio Coello (por Marqués de Urquijo); un origen de tráfico equivalente a la Plaza de Toros y al Hipódromo. Las tres líneas las explotaba el Tranvía de Madrid.

Por la calle del Marqués de Urquijo, fachada principal del Frontón, bajaba la línea de Claudio Coello a Ferraz, que acababa 100 metros más abajo, en el cruce con la calle de Ferraz. Era una línea de vía única, a causa de la obstrucción del Tranvía de Locatelli. Esta línea pasaba por la Plaza de Colón, Génova y los Bulevares.En el plano, es la larga línea que baja en diagonal desde el costado derecho hasta la esquina inferior izquierda.



En la citada esquina de Marqués de Urquijo con Ferraz moría otra línea de tranvías, en la calle de Ferraz, procedente de la Puerta del Sol por las calles de Mayor y Bailén. Esta línea hasta entonces era de vía única desde Ventura Rodríguez, y hubo de ser duplicada por el incremento de tráfico debido al Frontón. Esta era la línea denominada “de Argüelles”.En el plano, es la corta línea desde la parte baja.

Si nos fijamos en el nudo tranviario situado en el extremo derecho del plano, la línea que sube desde el lado derecho es la línea de Pozas, por la calle de la Princesa, que era de vía doble hasta ese cruce y desde allí, saliendo por la parte alta del plano, vía única hasta la Cárcel Modelo (actual Plaza de la Moncloa). Esta línea también procedía de la Puerta del Sol y  se separaba de la de Argüelles para subir a Princesa por Ventura Rodríguez. En los primeros momentos, esta línea es la que tuvo que soportar el grueso del tráfico.

En la prensa se anunciaba: “La empresa del Tranvía de Madrid establecerá un servicio especial con 40 carruajes para llevar al público desde la Puerta del Sol a la del Frontón. Cada billete costará 20 céntimos”.

En los periódicos de la época son frecuentes las noticias sobre incidentes por sobrecarga en los tranvías con destino al Frontón. La empresa del Tranvía de Madrid se cura en salud con este anuncio: “Tranvía de Madrid. Esta empresa ruega al público se abstenga de ocupar los carruajes de la misma, después de colocada la tablilla de Completo, a fin de no incurrir en infracción de lo que disponen las Ordenanzas municipales. El Director”.

Poco después, el 4 de Mayo de 1893, ocurre un incidente en la Puerta del Sol a las cinco de la tarde, en un tranvía cargado de aficionados a la pelota camino del Frontón Fiesta Alegre: “En vista de las frecuentes multas que un teniente de alcalde impone a la empresa del Tranvía de Madrid por permitir en los coches mayor número de personas que las que prescribe el reglamento, el Procurador de la citada Compañía, Sr. García Ortega, reclamó ayer tarde el auxilio de los agentes de la autoridad para que hicieran descender de uno de los coches del barrio de Argüelles a varios individuos que lo ocupaban. Los guardias se negaron a auxiliar al procurador, pretextando que no tenían atribuciones para ello, y aquél dispuso que se retrasara la salida del coche, mientras volvía a la Puerta del Sol acompañado de un Notario, que levantó acta de que los agentes se negaban a cumplir las disposiciones de la autoridad. Aquéllos intentaron detener al Notario y al procurador, pero estos hicieron valer sus derechos ante un capitán de Orden Público”.


A quien busque más información sobre este “Frontón Fiesta Alegre” debo ponerle en guardia. Desaparecida la utilización deportiva en este frontón, apareció otro con el mismo nombre, situado en la calle de Alfonso XI y en el que, después de la Guerra, jugó el Real Madrid de Baloncesto. Internet está plagado de referencias erróneas a que el Real Madrid jugaba en el Fiesta Alegre de Marqués de Urquijo. “Beware of pickpockets”.

Saludos.
José Antonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada