viernes, 24 de enero de 2014

Autobuses de la Sociedad Madrileña de Tranvías. (y 5).


Los autobuses de la SMT (1939 – 1947).

El informe más serio sobre las pérdidas de tranvías y autobuses urbanos de Madrid a causa de la Guerra, probablemente sea el artículo firmado por Antonio Ubach García Ontiveros, Subdirector de la Sociedad Madrileña de Tranvías, publicado en la revista Ferrocarriles y Tranvías de Diciembre de 1943. En lo que se refiere a los autobuses, éste es el texto:

La Sociedad Madrileña de Tranvías disponía en Julio de 1936 de un parque de 43 coches autobuses y 556 coches tranvías de vía ancha, parque que en 1º de Abril de 1939 aparecía inexistente por lo que se refiere a autobuses y reducido a 158 coches en condiciones de rodar por lo que afecta a tranvías. [...]

En dicha fecha, y en virtud de incesantes gestiones, se había logrado ya localizar y recuperar 23 coches autobuses y distintos elementos aislados de los mismos; [...].

Señalemos de paso, por lo que se refiere a autobuses, la feliz circunstancia de que preparativos y trabajos realizados desde Zona Nacional durante el transcurso de la Guerra, permitieron disponer en Madrid a poco de terminarse aquella, de 16 coches autobuses nuevos del mismo tipo y procedencia de los que con pleno éxito venían funcionando anteriormente.

De los 23 coches de autobuses que hemos indicado se logró recuperar, no pudieron ser reconstruidos más que 20. Estos coches eran de dos tipos: de una sola planta con capacidad para 50 viajeros, y de dos pisos con 54 asientos. Unos y otros fueron utilizados en un principio para el transporte de tropas a los frentes y finalmente dedicados a coches-ambulancias; el deplorable estado que presentaban al ser recuperados puede apreciarse en las figuras 3 y 4, aclarando, por lo que se refiere a esta última, que corresponde al tipo de coches de dos pisos, en el que, como se ve, fue suprimido el piso superior, cortando todos los montantes e inutilizando la plataforma y escalera de acceso. Grandes fueron las dificultades a vencer, especialmente por escasez de materiales, en los trabajos de reconstrucción de motores y de nueva construcción de cajas, pero al fin, en Octubre de 1942, pudo disponerse para el servicio de 20 coches autobuses más, del aspecto y línea que puede apreciarse en las figuras 5ª y 6ª, la segunda de las cuales corresponde al primitivo coche de dos pisos
.”

Datos más importantes:
  •  En Julio de 1936 había 43 autobuses.
  •  Tras la Guerra se pusieron en servicio 16 autobuses nuevos.
  •  Se localizaron los restos de 23 autobuses, de los que se repararon 20 hasta Octubre de 1942.

Otras informaciones señalan que entre los autobuses recuperados estaban dos Leyland de un piso; en la foto de la revista, uno de ellos muestra el número 32 escrito con tiza. El hecho es que esos dos chasis se vuelven a carrozar, con el mismo tipo de carrocería que los seis autobuses de un piso, a estrenar tras la Guerra, formando una serie homogénea con los otros seis vehículos nuevos. Sólo los delataba su matrícula, la original de preguerra; recibieron los números 53 y 54.

Ignoro los números que se dieron a los otros 18 autobuses recuperados, ex dos pisos carrozados a un piso. En este período, la SMT aplicaba los números tan sólo en el costado del capó que, al tratarse de autobuses Leyland y por tanto con volante a la derecha, daba al lado izquierdo del vehículo. En ninguna de las escasas fotos localizadas se aprecia el número. Algunos de estos autobuses mantuvieron su matrícula original; otros recibieron nuevas matrículas, en las series M-67.9xx y M-69.4xx. Los testeros de estos “reconstruidos” eran similares a los 6 + 2 Leyland (TS7) de un piso, pero los vehículos eran más cortos y más estrechos.


En relación con los autobuses Leyland “nuevos” puestos en servicio en esta época (los 10 de dos pisos y los 2+6 de uno), debo señalar unos aspectos curiosos. Cuando el Ayuntamiento decidió en 1947 asumir la explotación directa de los transportes urbanos de superficie, aprobó el 21 de Marzo de 1947 el contrato de disolución de la Empresa Mixta, paso previo a la reversión de las concesiones. En el primer párrafo de la base 8ª, “Liquidación de autobuses”, de ese contrato se lee:

El Ayuntamiento se hará cargo de los diez coches de dos pisos  M-63006, M-63007, M-63051, M-63052, M-63053, M-64638, M-64639, M-64640,  M-64641 y  M-64642; de los ocho de un piso y chasis  largo, M-57681, M-57993, M-64634,  M-64635,  M-64636,  M-64637,  M-67988 y M-67989, y del M-77963 (para su transformación en grúa móvil), abonando a la Empresa Mixta, por los mismos, 3.325.000 pesetas (175.000 pesetas por coche)”.
Primer aspecto: a quien se lo tenía que abonar el Ayuntamiento era al anterior propietario, la Sociedad Madrileña de Tranvías, no a la Empresa Mixta.

Segundo aspecto: Yo conocía anteriormente las matrículas de todos los autobuses de dos pisos, y sus números respectivos; algunos de esos coches llevaban meses en el interior de la cochera de Princesa, pero el día que los sacaron con grúas, mi santa madre tuvo la paciencia de ir tomando nota del número y matrícula de todos los autobuses que pasaban remolcados bajo el balcón de mi casa, mientras yo estaba en el colegio. Gracias, mamá.

Tercer aspecto. Yo no conocía la matrícula de todos los autobuses de un piso, y por tanto ese texto es novedad para mí. Pero encuentro un problema: aparece la matrícula M-57.681, que, efectivamente, corresponde a un autobús de los que entraron en servicio en 1936. Yo esperaba encontrar en su lugar la matrícula M-57.559, del que existe una foto oficial, pintado de azul y crema, y con el rótulo de una línea de 1940, señal inconfundible de que era un “reconstruido”. ¿Dónde está el error?

Cuarto aspecto. El M-77.963. Resulta extraño que la SMT tuviera un vehículo con esa matrícula, matrícula que se estaba concediendo en ese momento. ¿Dónde está el error? Apuesto por que fuera el M-67.993, que encajaría con su baja valoración y su destino para ser transformado en grúa móvil.

A la anterior relación de 10 + 8 + 1 autobuses, recogida en la base 8ª del Convenio, hay que añadir otro vehículo adquirido posteriormente por el Ayuntamiento a la Sociedad Madrileña de Tranvías, presupuesto aprobado por la Comisión Municipal Permanente en sesión de 4 de Julio de 1947. "Aprobar un gasto de 165.000 pesetas, importe, según presupuesto remitido por el Consejo de la Empresa Mixta, de la adquisición de un automóvil grúa marca Leyland". ¿Qué grúa Leyland era esa, valorada en 10.000 pesetas menos que los 10 + 8 + 1 autobuses que iba a entregar la SMT? Por reducción al absurdo, me permito elucubrar que se trata del camión M-69.409, construido sobre el chasis Leyland de un ex-autobús de dos pisos, pero cuya cabina no encaja con que procediera de un autobús “reconstruido”, sino que fuera “reconstruido” directamente como camión. Entonces la fórmula anterior sería 10 + 8 + 2.


Los nuevos autobuses de 1947.

Al analizar la evolución del parque de autobuses en el período de transición de la SMT a la EMT (1947), aparecen sucesivas actuaciones que dan lugar a la compra por el Ayuntamiento de los 30 chasis de autobuses Guy Arab, y su carrozado con dos pisos en la Seida bilbaína. Pero no aparece ni una sola referencia municipal a los siete autobuses Leyland (dos carrozados y cinco en chasis) que en la EMT recibieron los números 11 a 17, inmediatamente delante de los autobuses Guy, numerados 18 a 47.

Se trataba de dos autobuses Leyland modelo OPD1A, números de chasis 462866 y 462906 con carrocerías East Lancashire números 4291 y 4292, respectivamente; ignoro cuál de ellos fue el nº 11 y cuál el nº 12. Los cinco chasis Leyland modelo OPD1 tenían los números 462272, 462273, 462274, 462275 y 462564; fueron llevados a Beasain para ser carrozados por la CAF.

Que la llegada de esos 5 + 2 autobuses Leyland coincidió con la llegada de los chasis Guy viene corroborado por una nota de prensa del entonces Alcalde, D. José Moreno Torres, cuando decía que “Se han adquirido en Inglaterra treinta y cinco “chasis” para autobuses de dos pisos, que fueron despachados en el puerto franco de Bilbao a fin de Septiembre y se están actualmente carrozando en talleres de la industria privada”. Y en otra nota enviada a la prensa habla “del material de autobuses existente en la actualidad, el que será incrementado con los treinta y siete nuevos “chassis””. Así que el Ayuntamiento hablaba de 35 ó 37 chasis, cuando el propio Ayuntamiento sólo había encargado 30.

La única explicación lógica es que esos siete vehículos Leyland los había comprado la SMT. He encontrado en un documento municipal un párrafo que podría referirse a estos siete Leyland. En la “Base Octava. - Liquidación de autobuses” del Acta de disolución de la Empresa Mixta, se lee: “Los coches adquiridos después del 1 de Enero de 1947, pasarán a propiedad del Ayuntamiento, y serán satisfechos por el mismo a la SMT, previa justificación del precio”. Encaja que la SMT los encargara después del 1 de Enero de 1947; si no, ¿por qué se puso ese párrafo? Sólo faltaría encontrar la confirmación en un documento de la SMT.

Podría ser significativo que los autobuses de dos pisos procedentes de la SMT (10 tipo TD4 y 7 tipo OPD1) fueran numerados por la EMT consecutivamente, del 1 al 17, numerando a continuación, a partir del 18, los 30 autobuses Guy adquiridos directamente por la EMT.

Estos 7 autobuses Leyland fueron puestos en servicio por la Empresa Municipal de Transportes.

Los autobuses 11 y 12 fueron matriculados a la vez que los tres primeros Guy. Los otros cinco coches fueron matriculados a la vez (o después) que el Leyland nº 65, quinto de la siguiente adquisición (en 1948) de autobuses Leyland de dos pisos por la EMT.


Otros vehículos de la SMT.

El análisis de los listados de Madrid Automóvil permite localizar una serie de “otros vehículos”, en su mayoría vehículos auxiliares, matriculados a nombre de la Sociedad Madrileña de Tranvías. Pero es curioso que la primera matriculación a ese nombre aparezca en 1929. Es inconcebible que en el período 1925 - 1928 no se incorporara ningún vehículo auxiliar, en forma de camión o de furgoneta. Y la sorpresa ha sido encontrar, en ese período, tres vehículos Renault matriculados a nombre de Cayetano Aguado, en aquel momento Director General de la Sociedad Madrileña de Tranvías. Es difícil imaginar que, con tres meses de diferencia, adquiriera sendos automóviles Renault para su uso particular; más fácil es suponer que se trataba de furgones o camiones Renault para la SMT.

En el listado aparece un Buick, probablemente un automóvil de Dirección. Y una moto Harley Davidson, supongamos que para un mensajero o para un inspector. El White y los GMC eran camiones, y casi todos llegaron a manos de la SMT. Otro tanto los Fiat, que podría denominar “furgonetas”, porque los he conocido. Los dos Ford podrían ser automóviles o furgonetas, y no parece extraño que no pudieran ser recuperados tras la Guerra.


Saludos.
José Antonio


Este es el estudio "Autobuses de la Sociedad Madrileña de Tranvías" en PDF.



No hay comentarios:

Publicar un comentario